Láser PIXEL®

Láser PIXEL® – High Power Pixel 2940 Er: YAG

 

¿Qué es el tratamiento con Láser PIXEL®?

El Láser PIXEL® es una nueva herramienta en el tratamiento de la piel con signos de envejecimiento, daño solar, manchas y arrugas finas. Es una de las mejores opciones para las pieles que necesitan suavizar su textura y atenuar arrugas finas y manchas. Es el complemento ideal de la Luz Pulsada Intensa y del rejuvenecimiento con Terapia Fotodinámica.

¿Cómo funciona el tratamiento PIXEL®?

El Láser PIXEL® ofrece la opción de combinar lo mejor de los tratamientos láser ablativos (eficacia y potencia) y los fraccionados (seguridad, confort, velocidad de recuperación).

Las células envejecidas de la superficie de la piel son eliminadas y reemplazadas por células sanas. Esto se logra rápidamente, gracias a que este procedimiento trata un 20% de la superficie de la piel, dejando el resto indemne y listo para participar en los procesos de regeneración. El Láser PIXEL® también remodela el colágeno de la capa media de la piel, lo que resulta en la mejoría de la textura, arrugas y cicatrices con una rápida recuperación.

Este tratamiento es muy rápido y prácticamente indoloro. La recuperación total de la piel tarda alrededor de una semana y la mejoría se nota precozmente.

¿Dónde se logran los mejores resultados?

Pueden tratarse con el Láser PIXEL® la cara y el cuerpo. Las manchas solares o de la edad, el melasma, las arrugas finas alrededor de los ojos y las cicatrices del acné mejoran significativamente con este tratamiento. La combinación de este tratamiento con Luz Pulsada Intensa, Terapia Fotodinámica, Fraxel®, radiofrecuencia, toxina botulínica o ácido hialurónico permite potenciar los efectos y optimizar los resultados.

¿Cuántos tratamientos son necesarios?

La cantidad de tratamientos varía según el paciente, la región y el daño de la piel tratada. Habitualmente se realizan 2 a 4 tratamientos, que se repiten con un intervalo de 3 semanas. La combinación con otras terapias permite hacer ajustes en la cantidad y frecuencia de los tratamientos.

Clínica de Tumores

La experiencia clínica demuestra que los tumores malignos de piel son cada vez más frecuentes. Afectan predominantemente a personas de piel blanca, las de piel más sensible (siempre enrojecen y nunca se broncean), pero también se desarrollan en pieles que broncean bien. Las sobreexposiciones antes de los 20 años tienen importancia para ciertos tipos de cáncer de piel, mientras que el daño acumulativo crónico a través de los años, sería un factor de riesgo para otros tipos de tumores malignos de piel.

El cáncer de piel tiene características singulares, a saber:

  1. Aparece en la superficie de la piel y por lo tanto, es relativamente fácil de detectar precozmente, mediante un examen completo de toda la piel.
  2. Por lo general, crece lentamente, permitiendo un tiempo para su detección y tratamiento adecuado. Hay diferentes modalidades de detección de lesiones sospechosas, pero la principal es un Examen Completo de Piel, realizado con adecuada iluminación y por profesionales entrenados en la detección del cáncer de piel.
  3. La confirmación diagnóstica se realiza mediante una simple biopsia de piel, un procedimiento seguro, rápido, de baja complejidad y económico. No implica riesgo alguno para el/la paciente.
  4. El tratamiento precoz es más simple, con mejores resultados estéticos y funcionales, y mayor posibilidad de curación (cercana al 100%). Si bien hay tumores inicialmente agresivos, las complicaciones surgen principalmente por un diagnóstico tardío, por tratamientos incompletos o por técnica errónea.
  5. Hay múltiples opciones terapéuticas, pero habitualmente hay un “tratamiento ideal” para cada tumor en particular. La adecuada selección de esa técnica es responsabilidad del especialista que debe derivar al paciente a quién mejor realice el “tratamiento ideal”.
  6. El trabajo en equipo, una metodología no frecuente en el medio dermatológico, ofrece las mejores opciones para un paciente con un tumor maligno de piel. Le permite al paciente informarse y escuchar distintos enfoques terapéuticos. Recibe además, una recomendación terapéutica final, consensuada entre los diferentes especialistas (dermatólogos, cirujanos, oncólogos, etc).

El enfoque Terapéutico de una Clínica de Tumores de Piel está basado en tres criterios:

  1. Criterio oncológico: asegurar la extirpación radical (total) de la lesión a fin de prevenir las recidivas o recurrencias del tumor. Es el criterio más importante, frecuentemente relegado al segundo lugar por una actitud equivocada para favorecer los resultados estéticos, por sobre la responsabilidad de curar al paciente de su malignidad.
  2. Criterio funcional: es muy importante conservar la función del área tratada. Por ejemplo, un carcinoma en un párpado puede exigir una extirpación con gran sacrificio de tejido palpebral. La reparación debe asegurar la restitución de la función del párpado para asegurar la integridad del ojo.
  3. Criterio estético: de gran importancia para la calidad de vida del paciente operado. Siempre se debe optar el procedimiento oncológico más eficaz para remover la totalidad de la lesión, y además, una técnica que permita la mejor reparación funcional y estética posible.

El enfoque Preventivo de una Clínica de Tumores está basado en dos criterios:

  1. Prevención Primaria: intenta modificar hábitos y conductas respecto a los factores conocidos de riesgo para el cáncer de piel (sobreexposición solar) o tratando activamente a algunas lesiones de piel que pueden malignizarse a través del tiempo.
  2. Prevención Secundaria: diagnóstico precoz y tratamiento adecuado para las lesiones malignas ya establecidas. El tratamiento adecuado implica profesionales con experiencia oncológica en piel, comprometidos con los Criterios Terapéuticos mencionados.

Ambos enfoques son fundamentales para controlar la “epidemia” de cáncer de piel que se vive en la actualidad y que afecta a personas cada vez más jóvenes.

BAS – Skin Check

Es una metodología reproducible para la detección del cáncer de piel. Se trata de un examen de piel completo, realizado en forma metódica por especialistas entrenados a tal efecto. En caso de detectarse una lesión sospechosa, se procede a efectuar una biopsia que ratificará o rectificará la sospecha diagnóstica.

En ocasiones, se procede a realizar un registro fotográfico de la piel de un individuo, a fin de poder efectuar comparaciones futuras respecto a las características de sus lesiones. En casos especiales, se realiza un registro digital y dermatoscópico de los lunares de un paciente (Dermatoscopía Digital).

BAS – Skin Check se realiza para detectar y diagnosticar hoy, lo que se puede convertir en un problema serio mañana.

BAS – Ateneo de Tumores de Piel

Metodología reconocida en el mundo entero para el estudio, tratamiento y seguimiento de tumores de piel. Se trata de una reunión de expertos, donde se examina a los pacientes, se estudian sus antecedentes y estado de salud general, y luego se discuten las diferentes opciones terapéuticas y de prevención. El paciente recibe un informe oral y/o escrito con las recomendaciones terapéuticas y de seguimiento pertinentes. El paciente retorna al cuidado de su médico de cabecera, a fin de continuar su control y tratamientos preventivos.

BAS – Ateneo de Tumores de Piel es una opción para una primer o segunda opinión respecto al cáncer de piel en la Argentina. Es un encuentro del paciente con expertos que exponen las diferentes opciones de prevención, tratamiento y pautas de seguimiento para un determinado caso.

Microtrasplante Capilar

Buenos Aires Skin cuenta con profesionales que desarrollan esta técnica indolora y sencilla, que representa una solución efectiva para la pérdida de cabello.

Los médicos de Buenos Aires Skin realizan una evaluación previa. Los mayores de 30 años, con mayor densidad de pelo y con estadíos avanzados de pérdida de pelo, son muy buenos candidatos para este procedimiento.

El microtrasplante  dura aproximadamente 4 horas, la recuperación es rápida, y los cuidados post- operatorios son mínimos.