Toxina Botulínica

Las clínicas de Toxina Botulínica han surgido en importantes centros médicos del mundo como un concepto innovador y en constante expansión.

El desarrollo de una clínica especializada en la aplicación de Toxina Botulínica, brinda a los pacientes la posibilidad de acceder a un grupo de médicos con un excelente entrenamiento en el uso de este producto, tanto en el tratamiento de las arrugas de expresión como en la hiperhidrosis (sudoración excesiva).

La utilización de técnicas básicas y avanzadas en la aplicación de la Toxina Botulínica, permite abordar problemas específicos con una herramienta segura y de altísima eficacia.

 

Uso Cosmético

En la actualidad, la aplicación de Toxina Botulínica es uno de los procedimientos cosméticos más difundidos en todo el mundo.

La Toxina Botulínica es una proteína purificada que reduce en forma transitoria la actividad de los músculos. Aplicada en pequeñas cantidades, reduce las arrugas del entrecejo, la frente y las patas de gallo, que suelen dar un aspecto de cansancio, enojo o envejecimiento.

El procedimiento de aplicación de la Toxina Botulínica dura menos de 10 minutos. La Toxina Botulínica es inyectada directamente en los músculos con una aguja muy delgada. Para atenuar las molestias transitorias de la inyección, pueden utilizarse cremas anestésicas o aplicarse compresas frías. Luego de la inyección no se requiere un tiempo de recuperación, y pueden reiniciarse las actividades habituales prácticamente en forma inmediata.

En nuestra Clínica de Toxina Botulínica hacemos especial énfasis en la selección de los pacientes; la evaluación y seguimiento de cada caso nos permite optimizar los resultados, al integrar los tratamientos con las opciones complementarias más apropiadas (sustancias de relleno, luz pulsada, Thermage, láser, cosmetología, etc.).

Las personas que reciben tratamientos estéticos con Toxina Botulínica tienen un aspecto más relajado, descansado y juvenil. Conservar sus gestos y que otros no identifiquen donde está el cambio de su apariencia, son cosas que valoran mucho al elegir este tratamiento.

 

Hiperhidrosis

La producción excesiva de sudor se denomina hiperhidrosis. Esta condición puede ser difícil de tratar y su repercusión a nivel emocional, social y profesional puede alterar la vida y actividades del individuo que la padece.

La hiperhidrosis puede afectar las manos, axilas y plantas de pies. El estrés emocional y el aumento de la temperatura corporal suelen desencadenar o empeorar el cuadro.

La Toxina Botulínica bloquea la producción de sudor en las áreas de la piel donde es inyectada. La aplicación es rápida, segura y eficaz en el control de la sudoración excesiva. Los resultados se notan en pocos días y la duración del efecto se extiende por períodos superiores a los 6 meses.

La mejoría en la calidad de vida de los individuos con hiperhidrosis se ha visto mejorada en forma dramática gracias a la utilización de la Toxina Botulínica en el tratamiento de esta condición.

Los médicos de Buenos Aires Skin tenemos la mejor experiencia en el uso de Toxina Botulínica para el tratamiento de la hiperhidrosis. No dude en consultarnos